fbpx

El Ecohotel Bordones es un lugar energético, por su historia ancestral, por la naturaleza que es un conjunto de muchas cosas entre ellas los 4 elementos, Agua, Aire, Tierra, Fuego, de gran importancia para la vida y para nuestro desarrollo, donde encontramos, el salto Bordones, agua por todas partes, animales, vegetación, aire puro que puedes respirar, vida, eso es la unión de tantas cosas especiales, la vida y todo el entorno cultural que lo rodea.

Cuenta Adriana Ceballos su gerente que siempre buscaban pasar el fin de año en un lugar diferente con su familia y siempre buscaban la playa, pero en el año 2017 su esposo dijo cambiemos yo quiero recibir el próximo año en las montañas y tenían buenas referencias del Hotel bordones, aun había disponibilidad para estas fechas, lograron realizaron la reserva y llegaron el 30 de diciembre de 2017, recuerda que estaba lloviendo, fue un fin de año bastante lluvioso y cuando llegaron al hotel estaba nubado, literalmente en las nubes, el pensamiento inmediato de Adriana fue ¡Yo sería feliz en este lugar! Ese primer instante fue un contacto fuera de los normal donde se sintió esa conexión especial.

El hotel fue construido en 1972, en ese momento fue operado por iturhuila, que era el ente encargado de turismo en el Departamento del Huila, en 1980 cierra operaciones por el conflicto armado que vivía en ese momento el país, y queda completamente abandonado. Posteriormente el señor Jorge Tirado y su esposa, ambos arquitectos adquieren el hotel y lo restauran con el sueño de vivir allí,  toda la restauración es reciclada, madera puntillas, puertas y vidrios de seguridad reciclados entre otros elementos, también era importante para la pareja que el hotel contara con aireación natural, luz natural y que la gente pudiera desde cualquier lugar del hotel poder divisar las montañas, las aves, la naturaleza en general, antes de ser reinaugurado el señor Jorge muere el 16 de marzo de 2014 y su familia da continuidad al hotel, en el año 2018 fue adquirido por sus actuales propietarios quienes lo conservan le dan su toque personal y lo convierten en un lugar de descanso, de conexión y bienestar para sus huéspedes.

“El hotel bordones es la magia de lo natural, no hay palabras para expresarlo hay que vivirlo, cuando uno se conecta de verdad puede dejar muchas cosas y sanar muchas cosas, una sanación total emocional, física, mental, espiritual, no hay palabras es venir y vivirlo, y que cada uno se lleve esa experiencia con conciencia, lo más importante es que queda en ti, que vives tu allí.”

Adriana Ceballos

Gerente general